31/05/2024 · Miguel de Cervantes

¿Por qué suben y bajan las tasas de interés y de rendimiento?

La principal distinción entre una tasa de interés y una tasa de retorno es que la tasa de interés se refiere al costo del dinero prestado a través de un producto financiero, mientras que la tasa de retorno representa el beneficio total obtenido con una inversión o ahorro.

Publicidad

Ambas se expresan en porcentajes o valores absolutos y generalmente son variables, incluso aquellas consideradas ‘fijas’. Entonces, ¿por qué las tasas de interés y de retorno suben y bajan?

Las tasas ofrecidas por las instituciones financieras en México pueden variar por una serie de motivos. Estos motivos a menudo están interrelacionados y, juntos, determinan el entorno económico. Este conjunto de factores es conocido como contexto o momento macroeconómico, y es el que, en última instancia, influye en la elevación o reducción de las tasas a través del banco central, en el caso de México, el Banxico. Vamos a explicar más a continuación.

¿Qué es el Contexto o Momento Macroeconómico?

El contexto o momento macroeconómico es el conjunto de factores que proporciona una visión general de la salud económica de un país, y generalmente influye en las políticas y decisiones económicas, como las tasas de interés. Algunos de los elementos que componen el momento macroeconómico incluyen:

  • Tasa de Desempleo: Indica el porcentaje de la fuerza laboral que está desempleada y buscando activamente empleo. Es un indicador importante de la salud del mercado laboral y puede afectar el consumo, inversión y otros aspectos de la economía.
  • Tipo de Cambio: Se refiere al valor de la moneda nacional en relación a otras monedas extranjeras. Es importante para el comercio internacional y puede influir en la competitividad de las exportaciones e importaciones, así como en la inflación y las políticas monetarias.
  • Balanza Comercial: Refleja la diferencia entre el valor de las exportaciones e importaciones de un país. Un superávit ocurre cuando las exportaciones superan las importaciones, mientras que un déficit ocurre en el escenario inverso. La balanza comercial puede tener implicaciones significativas para el tipo de cambio y la posición económica global del país.
  • Política Monetaria y Fiscal: Las políticas implementadas por el gobierno y el banco central son componentes clave del momento macroeconómico. La política monetaria trata de la gestión de la oferta de dinero y tasas de interés, mientras que la política fiscal se refiere al manejo de ingresos y gastos del gobierno, influyendo en el crecimiento económico, inflación y empleo.
  • Confianza del Consumidor y Empresarial: La confianza puede afectar los patrones de gasto e inversión, influyendo en el crecimiento económico y otros aspectos macroeconómicos.
  • Inflación: Las tasas de interés tienden a subir cuando hay preocupaciones con la inflación. Si la inflación está alta, el Banco de México puede aumentar las tasas para controlar la presión inflacionaria. Si la inflación está baja, puede reducir las tasas para estimular la economía.
  • Perspectivas Económicas: Las expectativas sobre el crecimiento y la salud económica influyen en las tasas de interés. Previsiones de crecimiento fuerte pueden llevar a un aumento en las tasas para evitar sobrecalentamiento, mientras que preocupaciones con una recesión pueden resultar en reducción de las tasas para estimular la economía.
  • Movimientos en los Mercados Financieros Globales: Cambios en los mercados internacionales, como las tasas de interés en Estados Unidos o los precios de los bonos del gobierno, pueden impactar las tasas en México. Si las tasas de interés extranjeras aumentan, el Banco de México puede sentir presión para elevar sus tasas para mantener la competitividad.
  • Cambios en la Política Fiscal y Regulaciones: Alteraciones en la política fiscal, como recortes de impuestos o aumento de gastos públicos, pueden afectar las tasas de interés al influir en la demanda agregada. Además, regulaciones financieras pueden impactar la oferta y demanda de crédito, influyendo en las tasas de interés.

Conocer estos factores básicos puede proporcionar una comprensión de cómo una institución financiera calcula las tasas de interés o de retorno que ofrece.

¿Por Qué Ajustar las Tasas de Interés es Esencial en la Economía?

Ajustar las tasas de interés y de retorno conforme al contexto macroeconómico es crucial para controlar la inflación, estimular el crecimiento económico, mantener la estabilidad financiera y adaptarse a las condiciones económicas cambiantes. El Banco de México (Banxico) es responsable de estos ajustes a través de su política monetaria.

¿Qué es la Política Monetaria del Banxico?

La política monetaria del Banxico es un conjunto de acciones y decisiones destinadas a alcanzar objetivos macroeconómicos, como control de la inflación, promoción del crecimiento económico y estabilidad financiera. Esto se logra utilizando herramientas como tasas de interés, operaciones de mercado abierto y requisitos de reservas bancarias.

¿Cómo Impacta la Política Monetaria del Banxico en la Economía?

  • Control de la Inflación: Aumentar las tasas de interés puede reducir la inflación al desacelerar el crecimiento económico y disminuir la demanda. En una recesión, reducir las tasas puede estimular el gasto y la actividad económica.
  • Estímulo al Crecimiento Económico: En tiempos de desaceleración, tasas más bajas pueden hacer el crédito más accesible, incentivando el consumo y la inversión.
  • Mantenimiento de la Estabilidad Financiera: Ajustar las tasas de interés de manera prudente ayuda a evitar desequilibrios financieros.
  • Adaptación a las Condiciones Económicas: Ajustar las tasas conforme a los cambios en el contexto macroeconómico es esencial para alcanzar objetivos económicos.

¿Es Posible Prever las Fluctuaciones de las Tasas de Interés y de Retorno en México?

Prever las fluctuaciones de las tasas de interés y de retorno en México es complejo debido a los múltiples factores involucrados. Analistas y economistas usan indicadores económicos, expectativas de inflación, políticas fiscales y factores externos para hacer previsiones, aunque con incertidumbres. Las condiciones económicas y financieras pueden cambiar rápidamente, y los pronósticos pueden ser afectados por eventos inesperados. Por eso, es más prudente analizar el historial de tasas de la institución y evaluar su competitividad a lo largo del tiempo.